Arqueología Bíblica

Arqueología Bíblica

 - Ciudades de las Escrituras
Estás aquí: Arqueología >> Arqueología Bíblica

Arqueología Bíblica: Ciudades de los tiempos de Abraha
La arqueología bíblica a menudo comienza con las primitivas ciudades de Abraham y los Patriarcas. El hogar ancestral de Abraham Ur, una poderosa ciudad-estado al sur de Mesopotamia, se menciona cuatro veces en el Antiguo Testamento. Situada en el Iraq de hoy en día, Ur ha sido excavada una y otra vez desde 1800, y ha revelado una riqueza de información acerca de la cultura pagana de los tiempos de Abraham. En Génesis 11:31, el padre de Abraham, Tera, mudó a su familia al norte, a Harán, una ciudad antigua que existe en la Turquía moderna. También, en la misma área de Turquía, existen aldeas que todavía tienen los nombres del abuelo y del tatarabuelo de Abraham, Nahor y Serug (Génesis 11:22).

Arqueología Bíblica: Ciudades de Imperios Antiguos
La arqueología bíblica incluye las ciudades capitales de los más grandes imperios antiguos. Por ejemplo: La civilización hitita es mencionada en todo el Antiguo Testamento gobernando el área de lo que hoy es Turquía, Siria y Líbano, aunque nada se conocía acerca de estos pueblos fuera de la Biblia. Hace cerca de 100 años, la antigua Boghazkoy fue descubierta al este de Ankara, Turquía, la cual se reveló como la ciudad capital del imperio Hitita. Desde entonces, arqueólogos han descubierto un tesoro de información acerca de la historia, lenguaje y cultura de un pueblo que era, antes de esto, considerado "imaginario" por muchos expertos. Babilonia, la antigua capital del Imperio Babilónico, cubría alrededor de 1.214 hectáreas, aproximadamente a 89 km al sur del Bagdad de hoy en día en Iraq. Las ruinas incluyen las famosas estructuras zigurat (ej.: la Torre de Babel), el Palacio del Rey Nabucodonosor, y las enormes murallas que medían cerca de 25 metros de ancho (lo suficientemente anchas para permitir dar la vuelta a un carruaje de cuatro caballos). La Biblia nos dice que Nabucodonosor destruyó Jerusalén en el 586 a.C., y exilió a los judíos a Babilonia por 70 años. Los Filisteos eran conocidos como uno de los "pueblos del mar" que constantemente guerrearon contra los israelitas por el control de la primitiva tierra de Canaán. Mencionados más de 200 veces en el Antiguo Testamento, los filisteos tenían su principal puerto marino fortificado en Ashkelon, en el Mar Mediterráneo, el cual fue descubierto un poco al norte de la Gaza actual. Nabucodonosor destruyó Ashkelon en el 604 a.C., como predijo Jeremías y otros profetas.

Arqueología Bíblica: Ciudades del Israel antiguo
La arqueología bíblica encuentra su importancia máxima en las ciudades del Israel antiguo. Mencionada más de 50 veces en la Biblia, Jericó fue el punto inicial de entrada a la Tierra Prometida para los israelitas (Josué 6). La arqueología ha confirmado ahora la localización de esta ciudad de murallas y torres fortificadas, que protegía la entrada a la tierra de Canaán desde el este. Siquem fue una ciudad importante en todo el Antiguo Testamento. De hecho, Jeroboam la hizo capital del reino norte de Israel en el siglo X a.C. (1ra de Reyes 12:25). Excavaciones han descubierto inmensas murallas y un sistema de puertas fortificadas conteniendo tales hallazgos de importancia como el templo de Baal, de la historia de Abimelec (Jueces 9:46). Excavaciones al norte también han descubierto la ciudad de Dan, la cual fue una fortaleza de Canaán conquistada por Israel (específicamente, la tribu de Dan) alrededor del 1.150 aC (Jueces 18). La ciudad reconstruida, la cual se convirtió en el límite norte de Israel, ha revelado un tesoro de artefactos de importancia bíblica. El límite de Israel al sur era Beerseba, la cual se convirtió en una ciudad fortificada durante el período del rey Salomón (1ra de Reyes 4:25). Excavaciones entre 1969 y 1976 han descubierto masivas murallas, puertas, pozos y almacenes, que coinciden con los relatos bíblicos. La antigua ciudad de Jerusalén, data de los tiempos de la conquista inicial del rey David, fue descubierta y excavada entre 1978 y 1985. Antes de esto, fuera de la Biblia, nada se conocía acerca de la Jerusalén del rey David, la cual ha revelado ahora un palacio, torres, y el famoso estanque de Siloé (2a de Samuel y 1ra de Crónicas). Las antiguas ruinas de Gabaa fueron descubiertas cerca de tres millas al norte de Jerusalén. Gabaa fue el hogar de Saúl y la tribu de Benjamín, y más tarde se convirtió en la ciudad capital del rey Saúl (Jueces 19 y 1ra de Samuel 10-15). Excavaciones han revelado que la fortaleza/palacio de Saúl data cerca del 1100 a.C. Megido era una ciudad cananita conquistada al norte por Israel. Era una fortaleza asentada en una colina, cerca de una extensa planicie que presenció muchas batallas de importancia histórica. En los 900 a.C., el rey Salomón fortificó la ciudad (1ra de Reyes 4:12), y más tarde, en los 600 aC, el rey Josías perdió una batalla contra los egipcios allí. De acuerdo a Apocalipsis 16:16, Megido (también conocido como Armagedón) es el lugar de la batalla mundial final, en donde Jesucristo derrotará a las fuerzas de Satanás y establecerá Su reino glorioso por toda la eternidad.

¡Descubra Más Ahora!



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


¿Es verdadera la Biblia?

Laquis
Megido
Monte Sinaí
Gosén
Meseta de Giza
Jericó
Siquem
Beerseba
Al Khazneh
Contenido Adicional para Explorar...

¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Quién es Dios?
¿Quién es Jesús?
¿En qué crees?
¿Cómo Puedo Crecer con Dios?
Temas Populares
Desafíos de Vida
Restauración
 
 
 
Búsqueda
 
Add Arqueología Bíblica to My Google!
Add Arqueología Bíblica to My Yahoo!
XML Feed: Arqueología Bíblica


Arqueología Inicio | Acerca de Nosotros | FAQ | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2016 AllAboutArchaeology.org, Todos los Derechos Reservados.