Patriarcas

Patriarcas

 
Estás aquí: Arqueología >> Patriarcas

Patriarcas – Hebreos en Egipto
Los patriarcas del Antiguo Testamento—incluyendo a Abraham, Jacob, y José—fueron nómadas y grandes viajeros para su tiempo. Uno de los lugares que visitaron y habitaron fue el antiguo Egipto, pasando por la Península de Sinaí de camino a la región fértil del Delta del Nilo, en la parte del norte de Egipto. Aquí, en el Sinaí norte, durante los días de los patriarcas y después, existían antiguas carreteras utilizadas por ejércitos, comerciantes, y viajeros, y posteriormente protegidas por fortalezas fronterizas egipcias. La carretera que va por la costa fue llamada por los egipcios, el Camino de Horus, El Camino del Mar, por los romanos, y El Camino de la Tierra de los Filisteos en el libro de Éxodo.

En Génesis 12:10, el patriarca Abraham y su familia van a Egipto para evitar una hambruna. Más tarde, en Génesis 42-46, Jacob y su familia entran y salen de Egipto varias veces, con el propósito de comprar grano para evitar otra hambruna, y finalmente deciden vivir en Gosén, o la tierra de Ramsés, en el noreste del Delta del Nilo.

Patriarcas – Viajando por las Antiguas Carreteras
Los patriarcas debieron haber viajado a Egipto por las antiguas carreteras a lo largo de la costa del Mar Mediterráneo. En Egipto sobrevive un famoso mural con texto de Beni Hassan que muestra este tipo de actividad. Datando aproximadamente del 1870 a.C., representa a 15 pastores nómadas semitas entrando a Egipto, así como lo hizo Abraham, Jacob, y hasta los mercaderes ismaelitas que se llevaron a José. Hablando de José vendido como esclavo, el Génesis dice que fue vendido por 20 siclos de plata, mientras que un famoso código de ley, llamado la Ley de Hammurabi, de alrededor del mismo tiempo que José, en el siglo XVIII a.C., también establece que el valor de un esclavo era de 20 siclos. Los precios aumentaron con el tiempo, subiendo de 10 siclos, antes del tiempo de Abraham, hasta 120 siclos, más de 1.000 años después de José.

Cuando Abraham llegó a Egipto, las Grandes Pirámides ya habían sido terminadas cientos de años antes, y el Faraón gobernaba desde un lugar llamado Itjtawy, posiblemente situado alrededor de El Lisht, un cementerio real del Imperio Medio al sur de El Cairo. Aquí, Abraham se puede haber encontrado con el Faraón y visto los dos complejos de pirámides de Amenemhat I y Sesostris I. Sin embargo, Abraham no permaneció mucho tiempo y regresó a la tierra de Canaán, donde crió a su hijo Isaac. Interesantemente, existe un antiguo texto egipcio acerca de un hombre que tuvo un estilo de vida semejante al de Abraham. Llamado "La Historia de Sinuhe," fue escrita alrededor del tiempo de Abraham, cerca del año 1900 a.C. Es la historia de un hombre de Egipto que va al Oriente Medio y se convierte en un jefe nómada, viviendo en tiendas, viajando de sitio en sitio, criando ganado, dirigiendo una pequeña fuerza de hombres, y teniendo diversas aventuras.

Patriarcas – La Historia de José en Egipto
Para el momento en que el patriarca José llega a Egipto, las cosas habían cambiado un poco. Egipto del norte, conocido como Bajo Egipto, había sido infiltrado por gente del Oriente Medio, y algunas de estas personas ascendieron a posiciones de poder. Lentamente, el norte de Egipto estaba cayendo bajo el control de estos extranjeros. Así que, cuando José llegó a Egipto, había ya muchas personas como él—algunas en posiciones importantes del gobierno. José comenzó como un humilde esclavo doméstico en un pueblo egipcio, y se dice que fue puesto a cargo "de su casa [la de Potifar]" (Génesis 39:4). El Papiro Brooklyn del Imperio Medio, del siglo XVIII a.C., alrededor del tiempo de José, utiliza la misma terminología al referirse a un esclavo principal, dándole el título en egipcio de "imy-r pr" o "sobre la casa." El nombre del primer amo de José fue Potifar, y el nombre de la esposa de José fue Asenat (Génesis 37:36, 41:45). Estos fueron nombres egipcios comúnmente utilizados en el Imperio Medio, durante el tiempo de José, pero luego los nombres se volvieron inusuales y fueron, si acaso, raramente utilizados (J.F. Free, Archaeology and Bible History pg. 72; Cf. Kenneth Kitchen). Usualmente, a esos esclavos con nombres asiáticos o semíticos se les asignaba un nuevo nombre egipcio. Génesis 41:45 registra esta práctica cuando a José le es dado un nuevo nombre egipcio. El nombre egipcio de José, registrado en hebreo como Zafnat-panea, el cual es difícil de pronunciar, es más desconcertante aún de descifrar. Los eruditos todavía no están seguros de lo que significa.

Por último, la desgracia cayó sobre José, cuando es acusado de asalto sexual por la esposa coqueta de su amo. Como castigo, es puesto "en la cárcel, donde estaban los presos del rey." (Génesis 39:20). Permaneció allí por dos años hasta que el Faraón lo liberó (Génesis 41:1). Su encarcelamiento es interesante, porque en el antiguo Cercano Oriente los castigos en Egipto eran generalmente menos duros, y solamente Egipto utilizaba prisiones para castigar a criminales, no sólo como áreas de retención antes del juicio. Lugares como agujeros, templos, palacios, y fortalezas fronterizas, eran utilizados como prisiones en el antiguo Egipto. El adulterio era un delito capital en Egipto, así que el hecho de que José sólo fue encarcelado sugiere que Potifar no puede haber creído la acusación (A.S. Yahuda, The Accuracy of the Bible, pg. 5; From the Regulations Laid upon the Vizier, Rekhmire, dinastía XVIII, James Henry Breasted Ancient Records of Egypt, Parte Dos, § 683). El Papiro Brooklyn incluso menciona prisiones en Egipto, llamando específicamente a la prisión principal, el "Lugar de Confinamiento," que algunos eruditos creen que puede haber estado situado en Tebas, la antigua capital de Egipto.

Después de interpretar el sueño del Faraón, José es promovido y le son dados regalos que simbolizaban autoridad y reconocimiento por contribuciones a Egipto. Génesis 41:41-42 dice que José fue puesto "sobre toda la tierra de Egipto. "Entonces Faraón quitó su anillo de su mano y lo puso en la mano de José, y lo hizo vestir de ropa de lino finísimas, y puso un collar de oro en su cuello." "Señor de Toda la Casa de Faraón" (hebreo), sería el título egipcio de "Mayordomo Principal del Rey." Documentos egipcios del Imperio Medio indican que el Mayordomo Principal habría supervisado las actividades agrícolas y los graneros. Muchos de éstas habrían estado en Tebas y sus alrededores. El título final de José, "Gobernante de todo Egipto" (hebreo), a menudo ha sido interpretado como el de "Visir". En algún punto del Imperio Medio, alrededor del tiempo de José, documentos egipcios sugieren que los títulos de Visir y de Mayordomo Principal empezaron a ser dados a la misma persona. (Aling 2003:58–61). Un visir a quien se le diera el sello del faraón era conocido oficialmente como El Portador del Sello Real, y el anillo era también un símbolo visible del poder del rey (N. Sarna, Understanding Genesis, pg. 220).

El collar de oro era un premio único egipcio, llamado el "Oro del Valor," dado a aquellos que hacían importantes contribuciones a Egipto. Ahmose, hijo de Ebana, fue un soldado egipcio que ayudó a derrotar a los hicsos y los expulsó de Egipto. Por sus servicios, le fue concedido el "Oro del Valor" Autobiográfico ("The Autobiography of Ahmose Son of Abana" in Egyptian Literature por M. Lichtheim, vol.2, pág.12ff).

La arqueología ha revelado, mediante el descubrimiento de numerosas inscripciones, que muchos de los gobernantes en la región del Delta del Nilo durante la Dinastía XIV, tuvieron nombres semitas, debido al flujo de personas provenientes del Oriente Medio, especialmente semitas, a la región del Delta de Nilo durante este período. Los semitas tuvieron posiciones que fueron desde un humilde esclavo hasta un poderoso canciller, así como lo describen los libros de Génesis y de Éxodo. José fue probablemente un gobernante u oficial gubernamental durante este mismo período de tiempo.

En el estrato D/2 en Tel el-Daba, fue descubierta una villa grande en forma de casa israelita de cuatro habitaciones, midiendo 10 X 12 metros. Adyacente a ésta hay un cementerio, y la tumba más grande (Tumba 1, probablemente perteneció al propietario de la villa) contenía una estatua rota de un asiático cuya cara había sido borrada. Esta desfiguración pudo haber ocurrido después de que los hicsos fueron expulsados, y los egipcios destruyeron sus monumentos y arte. La estatua fue identificada fácilmente como asiática debido al peinado, los fragmentos encontrados de color amarillo, y el palo arrojadizo en el hombro—el determinativo jeroglífico para una persona del Oriente Medio. La estatua era cerca de 1,5 veces la altura de un hombre normal, indicando a una persona de importancia. La tumba era subterránea, y estaba cubierta por una pequeña estructura de pirámide. Una pequeña capilla está situada a la entrada de la tumba, antes de la cámara funeraria, típico en la construcción egipcia. Sin embargo, el sarcófago estaba vacío, aunque las otras tumbas en el cementerio todavía contenían sus cuerpos y normalmente los cadáveres mismos no son robados durante el robo de una tumba. Unos cuantos arqueólogos han sugerido que esta pudo haber sido la villa de José y la tumba, y que falta el cuerpo porque fue llevado de regreso a Canaán por Moisés (Génesis 50:25-26). Sin embargo, también es posible que José viviera en Heliópolis, al sur, ya que se casó con una hija de un sacerdote de On/Heliópolis (Génesis 41:45).

Patriarcas – Jacob, José, y la Esclavitud de los Hebreos
Cuando murieron los patriarcas Jacob y José, fueron embalsamados (o momificados) en Egipto, y José fue enterrado allí (Génesis 50:2, 26). Los egipcios generalmente eran enterrados en tumbas, que podían ir desde un simple hoyo hasta una extravagante pirámide. La palabra utilizada en el Génesis para embalsamar es "chanat," relacionada con la palabra especie, y es utilizada solamente en Génesis 50 y en el Cantar de los Cantares 2:13 (utilizada acerca de una higuera). En el antiguo Cercano Oriente, la momificación sólo era practicada en Egipto, en la que especies, aceites, y perfumes eran utilizados en el proceso, comenzando en el Imperio Medio—el tiempo cuando los patriarcas Abraham, Jacob, y José estuvieron en Egipto.

Luego, algún tiempo después de la muerte de José, se levantó un nuevo rey que no conocía a José. El resultado fue la esclavitud (o servidumbre) de los hebreos (Éxodo 1:7-11 ). La identidad de este Faraón es desconocida, pero fue probablemente un rey hicsos o más probablemente Amosis I, el Faraón que expulsó a los hicsos. Los hebreos no fueron expulsados junto con los hicsos, ni tampoco poseían la misma tecnología militar, así que no debemos asociar los dos grupos como uno. En cambio, los hebreos salieron pacíficamente cuando se les permitió, después de las diez plagas, un evento que sucedió más de 100 años después de la expulsión de los hicsos.

¡Aprenda Más!

Cortesía de Tito y nuestros amigos de Drive Thru History. Derechos de autor 2010 - Todos los derechos reservados en el original.



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


¿Es verdadera la Biblia?

Laquis
Masada
Rollos del Mar Muerto
Monte Sinaí
Capernaum
Petra
Herodes el Grande
Al Khazneh
Samaria
Contenido Adicional para Explorar...

¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Quién es Dios?
¿Quién es Jesús?
¿En qué crees?
¿Cómo Puedo Crecer con Dios?
Temas Populares
Desafíos de Vida
Restauración
 
 
 
Búsqueda
 
Add Patriarcas to My Google!
Add Patriarcas to My Yahoo!
XML Feed: Patriarcas


Arqueología Inicio | Acerca de Nosotros | FAQ | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2016 AllAboutArchaeology.org, Todos los Derechos Reservados.