Todo Sobre la Arqueología Paisaje piramidal - Todo Sobre la Arqueología Banner

Segunda Imagen del Sudario de Turín

QUESTION: ¿Existe una segunda imagen del Sudario de Turín?

ANSWER:

El Sudario de Turín está siendo sometido a mucho escrutinio y experimentación científica en Turín, Italia, donde los científicos están examinando esta prestigiosa reliquia a fin de cuestionar su autenticidad como el sudario original en el que Cristo fue tomado de la cruz y envuelto para ser colocado en la tumba.

Ahora, dos científicos italianos descubrieron que este mismo lienzo presenta la cara de un hombre que puede ser vista en el reverso del sudario, y que coincide con el frente, aunque mucho más tenuemente. También muestra tenuemente en detalle la nariz, los ojos, el cabello, la barba, y el bigote. También se podían apreciar las manos del hombre en la segunda imagen, pero muy tenuemente. No pudieron mostrarse los hombros ni la espalda. En 1978, cuando el Sudario fue examinado, no estaba disponible la parte trasera de la tela, porque en ese tiempo estaba cosida a un forro.

En 1989, los científicos llegaron a la conclusión de que el Sudario no era auténtico debido a las técnicas de fechado por carbono, y que en realidad databa de los tiempos medievales. Sin embargo, se cree que esas técnicas de fechado por carbono no fueron exactas. Ahora se ha concluido que ninguna de las imágenes contiene ningún tipo de colorante entre las dos capas de las imágenes, en las capas más externas de la tela, así que todas las explicaciones anteriores de que el Sudario fue pintado, o de que había experimentado fotografía medieval, ahora son bastante improbables.

Luego de experimentos adicionales en la segunda imagen del Sudario de Turín, los dos científicos afirman la posibilidad de que se despidieron aminas gaseosas, las cuales son compuestos orgánicos que contienen nitrógeno, el cual es incoloro, inodoro, e insípido. El nitrógeno constituye el 78% de la atmósfera de la tierra, y forma amoniaco o ácido nítrico. Estos mismos gases pudieron haber penetrado por la trama de la tela. Las fibras que componen los hilos del Sudario están revestidas de una delgada capa de carbohidrato de almidón y varios azúcares. Y en algunos lugares, las capas han experimentado un cambio químico que parece amarillo paja. Este cambio es semejante al cambio que sucede cuando se calienta el azúcar para hacer caramelo. Esto crea la imagen que vemos en el Sudario.

A temperaturas y humedad normales, un cadáver producirá relativas aminas, y un pedazo primitivo de lino, como el confeccionado durante la era romana, el cual estaba contaminado con burdo almidón, reaccionará con las aminas, y producirá algún color.

Ha sido refutado que la imagen original o la segunda imagen del Sudario de Turín fueron formadas por algún proceso natural, porque ese proceso sería muy complejo. No existe ninguna dispersión molecular simple o radiación capaz de producir la imagen. Es posible que hubiera una combinación de sistemas, tales como un poderoso flujo de calor por radiación del cuerpo a la tela, un reducido o debilitado flujo de calor en la tela, dispersión gaseosa, transferencia de calor en un líquido gaseoso por la circulación de corrientes de una región a otra, propiedades de la superficie de la tela y la dependencia de la temperatura de los valores químicos.

De cualquier manera que las imágenes hayan sido formadas, el proceso fue bastante corto, ya que el cuerpo y la tela fueron separados rápidamente. Después de aproximadamente tres días, la descomposición del cuerpo habría manchado y dañado la tela. La tela entonces se habría podrido. No había signos visibles de descomposición, y la temprana separación del cuerpo y la tela abren toda clase de posibilidades para la teoría de la resurrección. Esto sería totalmente milagroso, y también verificaría la escritura bíblica que habla del cuerpo resucitando de la muerte.

La resurrección del cuerpo es una doctrina esencial cristiana, como lo declara el apóstol Pablo: "Porque si no hay resurrección de los muertos, tampoco Cristo resucitó. Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también nuestra fe. Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él resucitó a Cristo, al cual no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan. Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó. Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron." (Primera de Corintios 15:13-18).

Este artículo también está disponible en inglés.

¡Aprenda Más Acerca del Sudario de Turín!


¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas



Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutArchaeology.org, Todos los Derechos Reservados